miércoles, 9 de abril de 2014

Orgullo y prejuicio - Jane Austen


"It is a truth universally acknowledged, that a single man in possession of a good fortune must be in want of a wife".


Título: Orgullo y prejuicio (Pride and Prejudice)
Autora: Jane Austen
Editorial: Austral
Nº de páginas: 356
Edición especial conmemorativa del bicentenario

                                                        Sinopsis
El matrimonio Bennet tiene cinco hijas casaderas de entre 15 y 23 años. Conseguir colocarlas con un buen casamiento es la única esperanza que puede albelgar la madre, sabedora de que sus hijas perderán su escasa fortuna cuando fallezcan sus padres. La llegada de un joven y rico hacendado, Charles Bingley, revoluciona la pequeña sociedad de pretendientes. Viene acompañado de Fitzwilliam Darcy que se gana pronto fama de distante y antipático. La presencia de los dos jóvenes será el desencadenante de un torrente de pasiones que alcanzará también a Elizabeth Bennet, centro de toda la historia.

Puntuación 


«Es una verdad universalmente conocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa» es con seguridad una de las frases más famosas de la literatura (sin olvidarnos del inicio de Anna Karenina de Lev Tolstoi o Lolita de Vladimir Nabokov). 
Llevo horas dándole vueltas a cuál sería la mejor forma de introduciros esta novela y he llegado a una conclusión: Una tarde cualquiera id a la biblioteca o a la librería más cercana, buscad Orgullo y prejuicio y echadle un vistazo; mirad la portada, la contraportada y ojead las primeras páginas.

Este clásico de la literatura, publicado en 1813 y escrito por Jane Austen, se conoce como una novela romántica que narra la intensa historia de amor entre Lizzie (Elisabeth) Bennet y Mr. Darcy. Y es que como bien dice el refranero popular "del odio al amor hay un paso". 


No obstante, para mí, representa mucho más que eso. Bajo mi punto de vista Lizzie fue un gran modelo a seguir para las mujeres de aquella época, en la que las que las jóvenes se casaban (o las casaban) teniendo el cuenta los ingresos del hombre y no porque ellas quisieran compartir el resto de sus vidas con su persona especial. Lo que conoceríamos como un matrimonio práctico, vaya, una inversión de futuro. Lizzie es una joven muy inteligente que dirá "NO" a esta forma de ver la vida y lo hará de una manera mordaz e irónica sin perder los buenos modales que le han inculcado desde pequeña. Además demostrará que la cultura y el saber no siempre van relacionados con la posición económica. 

La vida de la familia Bennet transcurre con calma hasta que un joven adinerado, Charles Bingley, alquila la finca de Netherfield, donde planea establecerse durante una temporada con un grupo de familiares y amigos entre los que se encuentra Fitzwilliam Darcy. La excéntrica -a pesar del rico vocabulario de que goza la lengua española, no creo que ningún adjetivo logre definir a esta mujer- señora Bennet verá la llegada del joven Bingley como una oportunidad de oro para casar a alguna de sus hijas. Cumpliendo con los deseos de la señora Bennet, el señor Bingley, a quien todos consideran muy agradable, sentirá una atracción casi instantánea hacia Jane Bennet, la mayor de las cinco hijas, y esta le corresponderá. La señora Bennet, que ve brillar con ardor los ojos de los dos jóvenes, hará todo lo posible para propiciar encuentros entre ambos, aunque ello suponga hacer que su propia hija caiga enferma. 
Por otro lado, la relación que surgirá entre Lizzie y Darcy será totalmente opuesta. El orgullo de él y los prejuicios de ella crearán una mezcla explosiva que marcará el devenir de una tensa relación rodeada de malos entendidos, secretos y errores de los que ambos deberán aprender. 

Uno de los puntos fuertes de la novela es la habilidad de Austen para retratar y criticar a la sociedad inglesa de finales del siglo XVIII principios del XIX que dista mucho de ser perfecta, haciendo uso de una diálogos exquisitamente elaborados llenos de humor e ironía. 
Otro de los puntos fuertes son los personajes. Los dos personajes principales, Lizzie y Darcy, te cautivan desde el primer momento. Ella destaca entre las demás por su carácter fuerte y su inteligencia; él, por su aparente orgullo que irá evolucionando a lo largo de la novela. No obstante, yo me declaro fan total e incondicional del señor Bennet, quién a pesar de no ser uno de los personajes más habladores es una esas personas que "las mata callando". Además, es un hombre de una paciencia infinita que siempre encaja con buen humor los desaires de su esposa. 

Como ocurre con todas -o casi todas- las novelas que cosechan un gran éxito existen varias adaptaciones de cine y televisión, pero yo voy a centrarme en dos:
  • En 2005 se estrenó la película basada en la novela homónima de Jane Austen, con Keira Knightley en el papel de Elisabeth Bennet y Matthew Macfadyen como Fitzwilliam Darcy. A pesar de no ser una adaptación muy fiel al libro en algunos aspectos a mi, ¡me encanta! Aquí os dejo el tráiler: 
  • En 1995 la BBC realizó una adaptación para televisión. Esta miniserie está considerada una de las mejores adaptaciones de la novela y no es para menos. ¡Nunca he visto una adaptación de un libro tan fiel a la obra original! Se la recomiendo a todos los amantes del libro. ¡Además Colin Firth encarna a Mr. Darcy y lo hace de una forma exquisita! Aquí os dejo el tráiler (inglés): 

En resumen, creo que Orgullo y prejuicio es una de esas novelas que debes leer por lo menos una vez en tu vida. El único "defecto" que le puedo encontrar es que los diálogos están tan elaborados que hacen que tengas que leerlos muy atentamente y quizás eso realentice la trama. No obstante, considerar eso como algo negativo o no es algo que dejo a gusto del consumidor. 

¡Hasta pronto prisioneros!

2 comentarios:

  1. La leí hace un tiempo y me gustó, aunque es cierto que los diálogos son elaborados, pero como tú bien dices, eso no tiene por qué impedir que los lectores que se animen la disfruten. El uso de la ironía me parece muy interesante. A mí también me gusta el señor Bennet!

    El personaje de Lizzie es algo inverosímil para el contexto, pero la propia autora fue una mujer con ideas que chocaban con las de la época, así que imagino que se inspiró en sus propias experiencias al escribir la obra.
    Buena reseña, yo también le doy 5 "libropuntos" ( o son "puntilibros? ) a Orgullo y prejuicio ;)

    ResponderEliminar
  2. Otro de esos clasicos de los que siempre se hoye hablar y del que seguro que he visto la peli pero no la recuerdo... Habrá que darle una oportunidad. ¡Buena reseña!

    ResponderEliminar